top of page

Pterigión, nuevas técnicas quirúrgicas

Actualizado: 10 jul 2019

¿Qué es el pterigión ocular?

Un pterigión en el ojo es una alteración de tejido no cancerosa que crece sobre la membrana conjuntiva de la esclerótica (que recubre la parte blanca del ojo). De las patologías oculares más frecuentes y conocidas.

El pterigión se manifiesta como una "tela" rosa blanquecina con forma triangular que se extiende desde la conjuntiva y puede llegar hasta la córnea.

El pterigion ocular se produce por una lesión benigna pinguécula, es decir, una degeneración del tejido conjuntival que se encuentra en el lado izquierdo o derecho de la córnea

Caso atípico de Pterigión

Caso Atípico: El Pterigión ha invadido la córnea con tejido vascular y fibroso que provoca la oclusión de la pupila y puede llegar a tapar toda la pupila (por donde entra las imágenes a la retina). Además es tan fuerte el traccionamiento de esa zona que en forma perpendicular a ésta provoca un altísimo Astigmatismo.

Es decir que el paciente no sólo está por disminuir la visión sino que además tiene la curvatura del cristalino totalmente alterada por la atracción que ejerce esta masa fibrosa sobre la córnea.



¿Cómo son los síntomas del pterigión?

Los pacientes con pterigión o pinguécula manifiestan que notan una tela blanca en el ojo. La pinguécula es una placa como de grasa blanquecina o amarillenta que en ocasiones se abulta, se irrita o produce ojo rojo con molestias.

Pero también, el pterigión puede no tener síntomas en las fases iniciales. Y cuando es más severo crece hacia la córnea y tiende a inflamarse. Puede afectar a la visión causando principalmente astigmatismo o progresar hasta llegar a la zona central.


Consulta al oftalmólogo por pterigión

El oftalmólogo realizará un completo estudio de la superficie ocular para identificar el pterigion en el ojo.

A veces se requiere realizar una biopsia del pterigión para poder distinguirla de otras lesiones conjuntivales que podrían ser malignas.

Tratamiento del pterigión

Si el pterigión se presenta con un mínimo tamaño no suele ser necesario la cirugía y se recetan gotas que hidraten a los ojos y reduzcan la sensación de molestia.

Pero no hay ningún medicamente que disuelva esta lesión. En el caso de que crezca y afecte la visión será necesaria una intervención quirúrgica. La cirugía de pterigion se realiza con un autoinjerto conjuntival con el objetivo de que no vuelva a reproducirse.



Cirugía para extraer el pterigión



La cirugía de pterigión es ambulatoria y se realiza bajo anestesia local.

En el Instituto Oftalmológico Guerrero

para la cirugía de pterigión se comienza con la extracción del tejido anómalo y se realiza un autoinjerto de limbo y conjuntiva, para cubrir esa zona depreciada que dejó la extracción del pterigión.


Después se implanta una membrana amniótica. Esta membrana amniótica tiene propiedades curativas analgésicas antiinflamatorias y ayuda a reconstruir los tejidos de la superficie ocular afectados por el pterigión.


Con el injerto de la membrana amniótica el paciente logra un confort, una comodidad y también de esta manera se evita el dolor que producía la cirugía de pterigión antes de hacerlo con esta técnica.

La recuperación es más rápida y el paciente puede reincorporarse a sus actividades en menos tiempo.



Cirugía con Microscopio de alta definición



A pesar de que es una cirugía ambulatoria tiene un post operatorio de varios controles diarios con frecuencia. Pero con el injerto membrana amniótica y gracias a las propiedades de regeneración tiene esa particularidad que ayuda a que el post operatorio sea más corto y por supuesto prácticamente indoloro.






Si el paciente ha tenido alguna vez un pterigión o se ha detectado uno pequeño, será muy importante que acuda a revisiones periódicas o de forma urgente si los síntomas reaparecen.






3060 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page